info@imperialconfort.com

Al comprar un colchón, elegir que sea más rígido o suave, es un factor crucial a considerar cuando estamos en la búsqueda del colchón perfecto. Esta característica puede marcar la diferencia en la calidad de nuestro descanso nocturno. 

Considera que una elección adecuada de tu colchón influirá directamente en la calidad de tu sueño durante muchos años, por lo que es vital no tomar la decisión apresuradamente.

Dormir en un colchón con una firmeza adecuada puede ser la razón para levantarse con vigor y ánimo o, por el contrario, sentirnos agotados y de mal temperamento al amanecer. 

Un buen descanso repercute no solo en nuestra energía diaria, sino también en nuestra productividad y en la claridad mental, permitiendo tomar decisiones más acertadas. No te pierdas ninguno de los artículos de nuestro blog de descanso, si quieres estar a la última de todas las novedades para mejorar tu sueño diario.

Es probable que ante esta información quieras adquirir el «mejor» colchón del mercado para asegurar un sueño óptimo. Pero es importante entender que no hay un colchón universalmente perfecto para todos.

Las diferencias individuales, ya sean físicas o emocionales, juegan un papel vital en la elección antes de acudir a una tienda de colchones. Pero no hay motivo para el pánico, en este artículo de imperialconfort.com te orientaremos sobre cómo determinar la firmeza que tu colchón debería tener para proporcionarte el descanso más placentero.

¿Cuáles son los principales niveles de firmeza en los colchones?

Básicamente, encontramos 10 categorías de colchones según su firmeza. Mientras algunos son extremadamente suaves, otros tienen una dureza que puede llegar a ser poco confortable para algunos, identificar cuál se adapta mejor a ti basándote en las características de cada nivel:

Extremadamente suave, 1 de 10: Se caracterizan por su flexibilidad excesiva, careciendo de soporte adecuado. Por razones de salud, estos modelos han ido desapareciendo del mercado, por lo que es raro toparse con uno.

Súper suave, 2 de 10: Aunque un poco más firmes que el nivel anterior, siguen sin ofrecer el soporte adecuado debido a su excesiva blandura.

Bastante suave, 3 de 10: Al recostarte, puedes sentir un hundimiento de entre 5 y 7 centímetros, son una opción recomendada para aquellos de peso medio y que duermen de lado.

que firmeza debe tener un colchon

Suave, 4 de 10: Estos modelos ofrecen un soporte más balanceado, con menos hundimiento pero con características similares a los de nivel 3. Dada su posición intermedia entre los blandos y los de firmeza media, no es común hallarlos.

Medio-suave, 5 de 10: Ofrecen un equilibrio ideal para quienes buscan soporte y una ligera firmeza. Son uno de los modelos más populares en el mercado.

Mediano, 6 de 10: Es la elección predilecta de muchos debido a su perfecta combinación entre comodidad y soporte, con un hundimiento moderado.

Semi-firmes, 7 de 10: Ofrecen menos hundimiento que el nivel anterior. Si has padecido dolores lumbares, estos modelos te brindarán el soporte necesario sin hacer que tu columna se desalinee.

Firmes, 8 de 10: Con mínima adaptabilidad y alta resistencia, son ideales para quienes duermen boca arriba o boca abajo.

Bastante firmes, 9 de 10: Tienen una resistencia notable y apenas 1 a 3 centímetros de adaptabilidad, al igual que el nivel 8, son recomendados para quienes duermen en posiciones específicas.

Súper firmes, 10 de 10: Es raro encontrarlos en tiendas debido a que no ofrecen adaptabilidad, su sensación es similar a dormir en un tatami japonés. Generalmente, son elegidos por razones médicas específicas.

Tabla de firmeza de colchones

Nivel de firmezaDescripciónCaracterísticas
1Extremadamente suaveCaracterizados por su marcado hundimiento y extrema suavidad, carecen de soporte adecuado. Debido a consejos médicos, han ido desapareciendo de las tiendas, por lo que es raro encontrar uno.
2Súper suaveAunque con algo más de firmeza que los anteriores, todavía son demasiado suaves para dar un soporte efectivo.
3Bastante suavePresentan un hundimiento que oscila entre 5 y 7 centímetros cuando te recuestas. Son adecuados para quienes tienen un peso promedio y duermen de lado.
4SuaveSon similares a los de nivel 3, pero con una sensación de soporte algo más estabilizada y menos hundimiento. Dado su equilibrio entre suavidad y firmeza intermedia, son menos frecuentes en las tiendas.
5Medio-suaveEstos ofrecen una sensación levemente suave, siendo ideales para quienes buscan soporte y un toque de comodidad. Es una opción habitual en las tiendas.
6MedianoSon los favoritos de muchos por su equilibrio entre confort y soporte. Ofrecen un hundimiento controlado y un respaldo óptimo para la espalda
7Semi firmesTienen un hundimiento algo menor que los neutrales. Son la elección perfecta si has tenido problemas lumbares, pues mantienen la postura de la columna intacta.
8FirmesOfrecen resistencia y poco hundimiento. Si prefieres dormir boca abajo o boca arriba, son tu mejor opción.
9Bastante firmesCon resistencia elevada y un hundimiento mínimo de 1 a 3 centímetros, son ideales para posturas específicas al dormir, similares a las del nivel 8.
10Super firmesRaros en el mercado, su sensación es cercana a dormir en un tatami japonés. Claramente, son aptos para quienes tienen requerimientos médicos específicos.

¿Qué tener en cuenta al elegir el nivel de firmeza del colchón?

Al seleccionar un colchón, que será nuestro compañero de sueños durante muchos años, es crucial considerar varios factores. 

A continuación, te presentamos los aspectos clave a tener en cuenta al decidir sobre la firmeza del colchón.

Tamaño del cuerpo

No todos tenemos el mismo tipo de cuerpo: hay personas altas, bajas, robustas o esbeltas. Por ejemplo, quienes son más corpulentos necesitan un colchón más firme. Las personas esbeltas, en cambio, se beneficiarían de una firmeza menor. 

Y para aquellos con una constitución media, un nivel de firmeza intermedio podría ser el más adecuado.

Tu edad

La edad influye en nuestra comodidad al descansar, no es lo mismo escoger un colchón para una persona mayor, que para un niño, adolescente o adulto. Desde que nacemos, nuestro cuerpo evoluciona, y las necesidades de firmeza cambian. 

Mientras que los niños pequeños suelen requerir colchones más suaves, en la adolescencia se prefiere una firmeza intermedia, que suele perdurar en la vida adulta. 

que firmeza de colchon elegir

Las personas de edad avanzada, en cambio, suelen preferir colchones menos firmes.

Sin embargo, se debe considerar la constitución del individuo. Un adulto delgado podría preferir un colchón suave, mientras que uno corpulento podría necesitar uno más firme.

Ten en cuenta como duermes

Cada persona tiene una manera única de dormir: boca arriba, de lado o boca abajo. Además, algunos se mueven constantemente y otros permanecen estáticos. Si duermes boca arriba, un colchón firme es ideal. Para quienes duermen de lado, uno de firmeza media es recomendable. Y si duermes boca abajo, lo mejor sería un colchón suave.

Si eres inquieto al dormir, un colchón más firme puede ser beneficioso. Por otro lado, si apenas te mueves, un colchón más suave sería el ideal para evitar molestias al despertar.

Considera si duermes solo o no

Dormir solo te da libertad de elección según tus necesidades. Pero, si compartes el lecho con alguien de características diferentes, es más complicado. Una opción es un colchón de viscoelástica con firmeza intermedia. 

Otra solución es elegir colchones con zonas de descanso independientes, permitiendo diferentes niveles de firmeza.

Respeta tus gustos

Algunas personas, independientemente de su constitución, tienen preferencias muy marcadas. Si te sientes cómodo y descansas adecuadamente, esa es tu elección perfecta. 

Sin embargo, se recomienda no ir a extremos, evitando colchones excesivamente suaves o demasiado duros. Aunque, en el mercado actual, raramente encontrarás opciones con extremos de firmeza.