info@imperialconfort.com

Los puntos de presión en un colchón son fundamentales juegan un papel crucial en la calidad del sueño y el bienestar general. 

Aquí te explicamos detalladamente sobre su importancia y cómo afectan a diferentes zonas del cuerpo.

¿Qué son los puntos de presión en un colchón?

En nuestro cuerpo, existen zonas específicas conocidas como puntos de tensión. Estos puntos, generalmente ubicados donde se cruzan nervios, músculos y tendones, pueden causar dolor, vértigo o incluso desvanecimientos cuando se aplican presión o manipulación sobre ellos. 

Sin embargo, un manejo adecuado de estos puntos puede resultar en alivio y relajación. Por ejemplo, ciertos puntos en el cuerpo son eficaces para reducir o eliminar dolores de cabeza. 

Cuando nos referimos al descanso, la selección de un colchón y una almohada adecuados es crucial. Estos pueden contribuir a aliviar o prevenir la presión en ciertas áreas del cuerpo, evitando así el dolor asociado a estos puntos de tensión.

Partes del cuerpo que crean puntos de presión

Los puntos de presión en el cuerpo humano generalmente se refieren a áreas específicas donde se puede aplicar presión para aliviar el dolor o afectar la sensación en otra parte del cuerpo. 

Estos puntos se encuentran a menudo en lugares donde hay una concentración de nervios, músculos, articulaciones, o vasos sanguíneos. Algunas de las partes del cuerpo que contienen puntos de presión importantes incluyen:

  1. Hombros: En personas que duermen de lado, los hombros soportan mucho peso, creando puntos de presión si el colchón es demasiado firme.
  2. Caderas: También son susceptibles a la presión, especialmente en personas que duermen de lado y en colchones firmes.
  3. Rodillas y codos: Pueden crear puntos de presión dependiendo de la posición de sueño y los movimientos durante la noche.
  4. Talones y tobillos: Sensibles en personas que duermen boca arriba o boca abajo, especialmente en colchones con poca amortiguación.

Importancia de abordar los puntos de presión

La importancia de abordar los puntos de presión al elegir un colchón es fundamental para garantizar un descanso adecuado y promover la salud física. 

puntos de presion colchon

Los puntos de presión en el cuerpo son áreas que soportan más peso y tensión durante el sueño. 

Un colchón inadecuado puede ejercer presión excesiva en estos puntos, lo que resulta en incomodidad, interrupción del sueño y dolores al despertar.

Un colchón adecuado ofrece varios beneficios clave:

  • Comodidad: Un colchón que minimiza los puntos de presión ayuda a prevenir la incomodidad y las interrupciones del sueño.
  • Prevención del dolor: Evitar la presión prolongada en estas áreas reduce el riesgo de dolor, rigidez y otros problemas musculoesqueléticos.
  • Calidad del sueño: Un buen colchón que reduce los puntos de presión mejora significativamente la calidad del sueño.
  • Riesgo reducido de escaras: Especialmente importante para personas con movilidad limitada, un colchón adecuado puede prevenir las úlceras por presión.

Relación entre los puntos de presión y la elección del colchón

La relación entre los puntos de presión y la elección del colchón es crucial para asegurar un descanso adecuado y prevenir el dolor y la incomodidad durante el sueño. 

Aquí te explicamos cómo se relacionan estos aspectos y qué considerar al elegir un colchón:

Tipo de Colchón

  • Espuma viscoelástica y látex: Estos materiales se amoldan a la forma del cuerpo, distribuyendo el peso de manera uniforme y aliviando los puntos de presión.
  • Colchones de muelles: Pueden ser cómodos si tienen superficies acolchadas para proporcionar soporte y aliviar la presión.

Grado de Firmeza

La firmeza adecuada es vital para balancear el soporte y la comodidad. Los colchones de firmeza media suelen ser una buena opción para aliviar los puntos de presión.

aliviar puntos de presion

Peso Corporal y Posición para Dormir

  • Durmientes de lado: Generalmente requieren colchones más suaves para aliviar la presión en hombros y caderas.
  • Durmientes boca arriba: Necesitan soporte en la espalda baja y la cabeza, lo que puede lograrse con un colchón de firmeza media.

Ropa de Cama y Almohadas

La selección adecuada de almohadas y ropa de cama puede ofrecer soporte adicional, complementando las características del colchón.

Sobrecolchones (Toppers)

Si tu colchón actual no ofrece el alivio de presión adecuado, un sobrecolchón de espuma viscoelástica o látex puede mejorar la comodidad. Disponibles en varios grosores, los toppers pueden usarse con casi cualquier tipo de colchón.